• Hedda Hernández Romo

Película “Él”, de Luis Buñuel del año 1953, ¿será un tema actual?

He visto esta película que me fue recomendada por una muy querida amiga. De todos los personajes que encierra la trama, me ha llamado especialmente la atención el personaje de Gloria, representado por la actriz, de aquella Época de Oro, Delia Garcés, acompañada del inigualable galán, como le decía mi abuela Carmen Romo a Don Arturo de Córdova, quien interpreta a Francisco: Él.



El personaje de Gloria es sin duda el estereotipo de la mujer de la época, educada bajo estándares de mujer“ de su casa, dedicada al hombre”, este dato llama especialmente mi atención porque en la actualidad existe una tendencia fuerte para tratar de erradicar el machismo, y sí, estoy de acuerdo ya que son la gran mayoría, no todos, pues cada vez hay más conciencia por parte de hombres y mujeres. Pero difícilmente nos ponemos a pensar ¿cómo hemos sido educadas las mujeres y cómo han sido educados los hombres? ¿cómo educamos a nuestros hijos e hijas, incluso en la época actual? ¿Por quiénes somos educados en su gran mayoría hombres y mujeres, tanto en esa época como en la actual?


La película “Él” es del año 1953, de mediados del siglo pasado, siglo XX que muestra claramente cómo la mujer era educada, aunque no está lejos de que así siga siendo. Tal vez haya muchos lectores, o que sean de la época (de la película) o que sus padres y/o abuelos lo sean ¿cómo fue su educación? Y ustedes ¿cómo son ahora? ¿han cambiado esa educación que fue dada por sus progenitores a diferencia de cómo es en la actualidad?


Pero hablemos un poco de la película desde el personaje de Gloria, una mujer de clase alta; lo dice no solo su vestimenta y la mantilla que se coloca en la cabeza al salir de la iglesia, pues, en esa época, solamente era usada por mujeres de un estrato social alto, sino el tamaño de la casa en la que vive y en la cual tienen empleada doméstica. No se logra observar bien, pero al parecer tienen chofer. El lujo de la casa, los vestidos y las pieles (estolas) que usan denotan visiblemente el nivel socioeconómico de los personajes.


Gloria, también es una mujer muy guapa, delgada, de tez blanca y cabello oscuro, el estereotipo muy claro de la clase alta de la época. No es una mala mujer, al contrario, parece ser bondadosa con su esposo y “comprensiva”.


Es una mujer que va a misa todos los días, o los domingos, sin que se aclare del todo en la película, y además acompañada de su mamá, lo cual refleja claramente que la mujer, Gloria, no salía sola a la calle y, sin embargo, Francisco, un día la encuentra justamente sola en la iglesia y es ahí en donde inicia una relativa “relación”- persecución o hasta acoso-, para lograr Él su objetivo.


Gloria se muestra también como una mujer sumisa, abnegada, no segura de sí misma. Agachada, ensimismada, casi no sonríe. Dependiente económicamente de su mamá, pues no se ve a qué se dedique a algo que no sea estar en su casa con su mamá y en la frivolidad. Permite la galantería de Francisco, siendo que estaba comprometida con Raúl (amigo de Francisco), a quien deja por casarse con aquél.



Ya casada, se sigue mostrando insegura, y ahora dependiente económicamente de su esposo, al tiempo también se siente engañada, como Él engañó a todos y, como ella misma dice, nadie le creería si dijera lo que es Él realmente. Gloria, antes de casarse y todavía los primeros meses de casada creó en su imaginación a un hombre ideal; desde luego que guapo, rico, soltero y sin embargo… El trato que ella recibe de Él cada vez se hace más insoportable pues es insultada, vejada, humillada, maltratada y violada. Él le hace insinuaciones de las que no le consta nada y le causa faltas de respeto. Le crea falsas historias que al principio parecieran celos y no es así, ya que la situación tiende a agravarse. Ella continúa siendo paciente y tolerante, pero en realidad es manipulada. Es una mujer que cuando trata de hablar se topa con que sus palabras son negadas y desvalorizadas por Él, pero ella así lo acepta y quizá no se da cuenta o lo ve “normal”, aunque esto es solamente al principio del matrimonio, después simplemente se queda callada.


Es importante mencionar la escena en la cual, por celos, Gloria no dice nada cuando Francisco golpea a un señor (papel representado por Rafael Banquells) que se encuentra en la habitación contigua del hotel en el que se hospedan en su luna de miel en Guanajuato, en la que todos llegan a defender al Sr. Francisco y le echan la culpa al señor, que se defiende del golpe que le da Francisco; ella no dice nada siendo que es testigo de que el señor no había hecho nada para agredir a su esposo ni tampoco a ella. En ese pleito él le echa la culpa a Gloria diciéndole que ese problema ha sido culpa de ella y que nunca se lo perdonará.


La manipulación cada vez es más continua, Gloria no veía a nadie ni siquiera a su madre, ya que Él se lo prohibía.


Frases como: “ya sabes que siempre hago lo que tú quieres” y “como tú quieras” hacen ver la abnegación de ella y el autoritarismo de Francisco sobre Gloria. El supuesto “amor” que él a veces le daba a cuentagotas, ella, lo acepta porque “se casó enamorada” ¿les son familiares algunas de estas frases? La situación empeora cuando Gloria busca a su madre para platicarle lo que ha sucedido, sin saber que Francisco se le adelanta para decirle que Gloria está desvariando y que Él sólo se muestra como el hombre que la “ama”. La madre después de escucharla le dice a ella que él le ha dicho la verdad, es decir, le cree a Él y no a su hija. Le pide a Gloria ser más cariñosa con él porque está celoso y que se ciega con lo mucho que la quiere. “Sé buena con él, trátalo con dulzura y la paz reinará en esta casa”, concluye aconsejando su madre. Gloria, al no convencerla las palabras de la madre, se acerca con el sacerdote, quien tampoco le cree, le da la razón a Francisco diciéndole a ella que son cosas de su imaginación. Desde luego que el sacerdote habla de Francisco “conociéndolo” como un hombre creyente y devoto que dedica su fe católica a Dios o al menos eso trata de hacer creer a todos los que lo rodean, menos a Gloria. Francisco, después de enterarse de la visita de Gloria con el sacerdote, le dispara con balas de salva y lo hace para que no vuelva a acusarlo con nadie.


Para no darles más datos y dejarlos enganchados con el clímax hacia el final, Gloria sale huyendo del campanario…



Me parece que Gloria es una mujer inteligente, ya que por sí misma logra reflexionar sobre las decisiones que tomó antes y durante su matrimonio.



Pero este no es el final, véanla ¡no! No les diré el final, los invito a ver la película. Aquí el link de la película completa:


https://www.youtube.com/watch?v=4xT0v5zcZTg


La educación basada en el machismo, tanto de mujeres que educan como hombres que son educados de esta manera, podría convertirse, sin saberlo, en la creación de un perverso narcisista o de una perversa narcisista, ya lo dice Marie-France Hirigoyen, en su libro El acoso moral. El maltrato psicológico en la vida cotidiana, Buenos Aires: Paidós: "la perversidad no proviene de un trastorno psiquiátrico, sino de una fría racionalidad que se combina con la incapacidad de considerar a los demás como a seres humanos".


Indudablemente la educación depende del hogar y de la familia; tanto de una mamá y un papá que educan a hombre, como una mamá y un papá que educan a una mujer desde el seno familiar, pero para lograrlo se requiere de una deconstrucción social. En este caso la educación que Gloria tiene como mujer es típica no sólo de esa época, sino solemos encontrarla también en la actual ¿qué similitudes encuentras de la educación de Gloria que transmite la película del año 1953 con la educación de la mujer en la época actual 2021? A ti ¿qué personaje te llamó más la atención y por qué? ¿qué observas de las actitudes de Francisco? ¿Conoces mujeres u hombres con actitudes similares a la de Francisco? ¿Y los o las conoces con la actitud de Gloria? ¿Tú qué hubieras hecho?


Por cierto, el perfil de perverso narcisista no sólo se encuentra en los hombres, también en las mujeres y debemos saber que, como dice Marie- France Hirigoyen, “[…] Algunos de estos perversos cometen actos delictivos, por los que se los juzga, pero la mayoría de ellos usa su encanto y sus facultades de adaptación para abrirse camino en la sociedad dejando tras de sí personas heridas y vidas devastadas”. Sería importante saber que un o una perversa narcisista es manipulador (a) de un modo natural, son portadores (o se hacen creer ser portadores, ya sea de manera consciente o no) de una “fuerza superior” que les permite ser siempre ganadores, se les teme y se les tiene miedo, y, desde luego, siempre se manejan bajo la premisa de la “ley del más fuerte”. Gracias a Marie-France Hirigoyen por tan atinado texto y a la vida que hizo que llegara a mis manos, aunque debo de confesarles que el mismo libro me ha dado terror en su lectura, ya que no cabe en mí que pueda existir tal maldad en una persona hacia los demás, pero ¿existen? ¡Sí, no lo dudes! A veces hasta parece que se camuflajean en el entorno social. Sólo me queda preguntar ¿conoces a alguien similar o que tenga estos rasgos? Platícanos, nos interesa conocer tu opinión.


13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo